Poser un lapin: Poner un conejo

Si alguna vez tuviste una cita con tu pareja, esperando de pie y nunca llegó ni te llamó, le pudiste reclamar en francés así:

Je faisais les pieds de grue, telle une sotte, pendant que tu me posais un lapin !

¡Yo te esperaba parada como una grulla, hecha una tonta, mientras que tu me colocabas un conejo! (o mejor dicho: me dejabas plantada).

Dos expresiones francesas en una sola frase. ;-)